Martin Scorsese – La edad de la inocencia (1993)

Martin Scorsese - La edad de la inocencia (1993)

Bien sabemos del talento que tiene Martin Scorsese para contar historias del Little Italy, violentas y sangrientas… pero cuando nos lo encontramos dirigiendo una película romántica, cuanto menos es chocante, y “La edad e la inocencia” es este caso.

Siempre tendemos a encasillar, tanto a directores y actores por el género por el que son famosos, y todo aquello diferente que realicen ya esta sujeto a criticas previas, y este es el ejemplo claro, una apuesta arriesgada de Scorsese, eso sí, como de costumbre, todo se queda en New York, y esta vez, a finales del siglo XIX.

De todos es conocido que las historias románticas les cuesta abrirse paso entre las grandes obras en las ultimas décadas, pocas se recuerdan a la altura, tanto por llevar un ritmo lento, aburridas, deducibles, etc… por lo que el público en general, prefiere géneros mas fáciles de digerir, thrillers, mafia, suspense… Viendo todos estos detalles, Scorsese partía de una tesitura complicada, pero algo diferente consiguió que “La edad de la inocencia” se distinguiera del resto.

12822509344_65314014e2_b

 

Una edad para recordar

 

Vayamos con el argumento de la película. Corre el año 1870 en Nueva York. Newland Archer (Daniel Day-Lewis, que el mismo año estrenaría “En el nombre del Padre”), es un caballero de la alta sociedad neoyorquina, está prometido con May Welland (Winona Ryder, posiblemente en sus mejores años interpretativos), una joven de su misma clase social. Pero sus sentimientos cambian cuando conoce a la poco convencional prima de May, la condesa Olenska (Michelle Pfeiffer, que venía de rodar “Batman Returns”). Desde el principio, defenderá la difícil posición de la condesa, cuya separación de un marido autoritario la ha convertido en una especie de proscrita dentro de su propia clase social.

Como bien hemos dicho, hacer una película romántica no sería fácil, pero muchas de las criticas iban cayendo a lo largo que la película transcurría, la historia te va enganchando poco a poco, tratando temas importantes como el honor, la fidelidad, el compromiso, y los valores morales, los cuales son difíciles  de encontrar en películas de este género.

 

age

Lo más destacable de la película, aparte de todo lo que conlleva el sello Scorsese, es una fantástica voz en off, que nos va narrando la historia como si del libro se tratase, pocas películas me han hecho creer que estuviera casi leyendo un libro, y “La edad de la inocencia” ha sido una de ellas. La voz añade un tono de dramatismo y detalle, que ayuda enormemente al desarrollo y evolución de la película.

No quitando mérito a todo tema de decorados, planos, vestuario y obviamente un reparto que esta completamente a la altura de las circunstancias.

 

Conclusión

 

Scorsese demuestra que es un camaleón, y no sólo a los temas en los que es reconocido (drama y mafia), también es capaz de meterse en temas románticos, sin perder su estilo. La misma historia dirigida por otro director no hubiera sido llevada a cabo de esta manera tan genial.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.