John Huston – El hombre que pudo reinar (1975)

John Huston - El hombre que pudo reinar (1975)

Muchos años tardó John Huston en sacar su idea de “El hombre que pudo reinar” adelante, lo intentó varias veces con distintas parejas que seguramente hubieran tenido una química excepcional, primero con Spencer Tracy y Humphrey Bogart, pero no se pudo llegar al acuerdo. Más tarde Kirk Douglas y Lancaster, pero tampoco consiguieron llevarlo a cabo. Años después con Paul Newman y Robert Redford parecía que por fin Huston había encontrado su pareja tan añorada, pero Paul Newman leyó el guion y le recomendó al director que la película debía estar protagonizada por actores británicos, y le recomendó a unos de los actores de moda en la década de los setenta, Sean Connery y Michael Caine.

Paul Newman no podía estar más acertado, Sean Connery y Michael Caine logran la perfección, tanto en la caracterización de sus personajes, como la química entre ambos, algo para nada fácil de lograr.

 

Aventura en estado puro

 

“El hombre que pudo reinar”, nos traslada a unos parajes y época perfectos para cualquier aventurero, en este caso, la India en pleno colonialismo Británico.

Nuestra carismática pareja Danny Dravot(Sean Connery) y Peachy Carnehan(Michael Caine), son dos aventureros que sobreviven gracias al contrabando de armas, por ciertos motivos, deciden hacer fortuna en el legendario reino de Kafiristán, mas allá del Himalaya, allí se encontraran en situaciones de lo mas rocambolescas y divertidas, y como buenos aventureros, tendrán que hacer uso de su ingenio y picardía para solventarlas.

 

Basada en el relato de Rudyard Kipling, mantiene las características que hacían el genero de aventuras tan especial, localizaciones reales espectaculares, historia, humor, épica, humanidad, etc… que desgraciadamente se ha perdido. Si bien años más tarde, Steven Spielberg, seguramente bebiendo en gran parte de “El hombre que pudo reinar” , nos brindaría la oportunidad de volver a ver este género mas renovado con la trilogía de “Indiana Jones”, la cual, probablemente haya sido de las últimas películas fieles al género.

No somos dioses, pero somos ingleses que es casi lo mismo.

Huston nos brinda una historia épica, repleta de momentos inolvidables no exentos de toques surrealistas, cómicos y espectaculares. El empleo de la fotografía es espectacular, y encaja a la perfección, pocos paisajes han sido tan bien recreados en pantalla. También es destacable la banda sonora de Maurice Jarre, que se acopla a la función como un personaje más, acompañando majestuosamente las acciones de los protagonistas.

Conclusión

 

Hablar de películas que perduran tan bien en el tiempo, siempre es un placer, y “El hombre que pudo reinar” claramente entra en este selecto club, si quieres volverte a sentirte como un niño viendo la pantalla y pasar un rato divertido, esta película claramente cumplirá tus expectativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.